Hawái es un destino paradisiaco perfecto para familias y recién casados (si tienen dinero), e incluso el lugar idóneo para tirar las cenizas de un ser querido. Sin embargo, cualquier retiro idílico en un hotel junto al mar puede convertirse en una pesadilla con tintes cómicos. Así comienza The White Lotus, la nueva serie de Mike White que se estrena en HBO este domingo. "Trata la parte fea de la naturaleza humana que nos divide: los privilegios económicos, raciales, culturales...", explica Murray Bartlett, quien da vida a Armond, el gerente.

La producción se basa en la interacción de dos sectores: los huéspedes adinerados y los trabajadores desesperados. El conflicto de la clase social en toda su crudeza. En plena temporada el resort se llena de clientes excéntricos, con necesidades peculiares, mientras 'el servicio' trata de complacerles a toda costa. "El componente principal es cómo las personas ricas piensan que sus problemas son los más reales y carecen de empatía", afirma la actriz Alexandra Daddario.

Esta línea argumental muestra individuos estables a nivel monetario, pero desequilibrados en el plano personal. La historia se centra en la relación desigual que se establece entre diferentes estratos sociales. "Se basa en algo que estamos viviendo a nivel cultural en este momento", dice Connie Britton, que interpreta el papel de Nicole.

Por eso el rol de los empleados del hotel se concentra en lanzar una crítica al funcionamiento del sistema. Siempre sonriendo y dispuestos a solventar las inquietudes de los de arriba, aunque su situación personal sea una debacle. "Alguien tiene que arreglar los desastres de las personas importantes", detalla Bartlett. "El gerente intenta desesperadamente mantener el orden, que todo salga adelante; pero está en un punto de su vida en el que no puede esconder la toxicidad y la tristeza que le invade", concluye.

La brecha generacional se hace también evidente en la trama, la visión social varía conforme se suman años. Los más jóvenes han crecido entre algodones y se reduce el valor que le dan a cuestiones como unas vacaciones frente a un mar cristalino. "Nuestra generación está atada a la tecnología. Tenemos que encontrar nuestra propia identidad. Caminamos por la fina línea entre tener privilegios y ser un producto de ellos. Transformación o derrota", dice la interprete Sydney Sweeney.

Natasha Rothwell y Jennifer Coolidge

"White Lotus es un verdadero éxito y no ofrece una respuesta, no te dice: aquí está la salida. Te indica la realidad, que el mundo es injusto y que hay personas que no son conscientes del lugar que ocupan en términos de suerte", afirma el actor Jake Lancy, y añade: "La idea que la sátira quiere expresar es que al final los privilegiados se libran". Un punto en el que coinciden el resto de miembros del elenco, la capacidad de White para plasmar las situaciones vitales de manera humorística y oscura.

"Mike es capaz de ver tu interior, hasta el núcleo, y después lo escribe", expone Jennifer Coolidge, reputada cómica que se embarcó en el proyecto por el perfil del director. El rodaje se basó en la libertad y diversión: el guion estaba claro, pero la improvisación añadió más emotividad a la historia. "Al principio me negaba a rodar una escena en un barco, porque me mareaba. Él me obligó a hacerlo porque aseguró que encontraría la manera. Creo que esa tensión hizo que funcionase", cuenta Coodlige.

"Las escenas del comedor eran pura improvisación, nos sentíamos como una familia real", confirma Britton. A pesar de dejar rienda suelta a la espontaneidad, y convertir el argumento en algo perverso, el equipo consideró que no había ido demasiado lejos. Además tuvieron la oportunidad de grabar en Hawái, en plena pandemia: "Fue como un campamento de verano".

La seriesupuso la oportunidad perfecta para realizar introspección y plantear cuestiones sobre la naturaleza, las raíces o el instinto del ser humano. "Mi personaje busca la felicidad, yo a veces me olvido de que todos podemos hacer eso y lo encuentro realmente inspirador", confiesa Fred Hechinger, uno de los más jóvenes del set. Y agrega: "Me planteé qué podría suponer cambiar las estructuras de poder y cómo podría hacerse".

El actor nombra una frase de Orson Welles en la que explica que cualquier película puede convertirse en una tragedia o una comedia dependiendo del momento en el que finalice. "Toda comedia que durase cinco minutos más podría volverse una tragedia y cinco minutos después convertirse de nuevo en humor", explica. Con White Lotus sucede algo parecido, traslada al espectador a una espiral de tragicomedia, que conduce a la humanidad al mismo punto, una y otra vez.

.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más
  • Series

SeriesNueve series cortas que se pueden ver en menos de un día

Streaming'Nueve perfectos desconocidos', la serie de Nicole Kidman que nos enganchará este año

GadgetsPixel Buds A-Series: Google no se rinde con sus auriculares

Ver enlaces de interés

  • Ultimas noticias
  • Portada EL MUNDO hoy
  • Calendario laboral
  • En directo: 14ª etapa del Tour
  • La final de Wimbledon, en directo: Barty - Pliskova
  • Francia- España, en directo
Keywords: